#146 (cibeles_madrid)

En la última crónica cibelina hablaba de la primera jornada matutina de la pasarela madrileña. Dos días después de su comienzo, Cibeles continúa ofreciendo más moda, como ocurrió el Martes por la tarde cuando Duyos, Devota & Lomba, Victorio & Lucchino, Ágatha Ruiz de la Prada y Elisa Palomino mostraron sus propuestas para el próximo invierno.

*Devota&Lomba

*Victorio&Lucchino

*ARDLP

*Duyos

*Elisa Palomino

El primero llenó la pasarela de mujeres extremadamente femeninas, a pesar de lucir prendas de siluetas loose, llamando la atención de los más recatados, las atrevidas transparencias y el maquillaje muy marcado que daba aspecto de rigidez en contraposición a la delicadeza y suavidad de las prendas, todo ello sobre tonos pastel, rosas y una amplia gama de marrones. La tarde continuó con los futuristas diseños de Modesto Lomba para Devota & Lomba que fascinó con una propuesta muy colorista, de cortes asimétricos y con muchos volúmenes ofreciendo un sorprendente efecto 3D.

Victorio & Lucchino sorprendieron gratamente con un muestrario muy diferente al que nos tienen acostumbrados, dejando de lado sus recurridas raíces andaluzas e inspirándose en los años 50, con aires barrocos, prendas de estampados florales y mucho pelo, creando así modernas anastasias. Después de los sevillanos, era el turno de la esperada Ágatha Ruiz de la Prada que siempre pone al mal tiempo buena cara. Otro año más, las combinaciones de colores imposibles, los corazones y los complementos más surrealistas inundaron la pasarela de buen humor.

Finalmente la internacional Elisa Palomino fue la encargada de echar el cierre a la primera jornada de la MBFWM, la discípula de John Galliano demostró que puede existir coherencia dentro del aparente caos que supone el uso de estampados tropicales sobre siluetas orientales y tocados desmesurados. Se nota que la valenciana ha trabajado con los más grandes.

Lucía García Manso

Advertisements